Centro de información AKO

FAQ - Válvula de reflujo

El comportamiento de accionamiento/apertura depende considerablemente del diámetro nominal de la válvula de manguito y de la presión preliminar/presión de cierre. Cuanto menor sea el diámetro nominal de la válvula de manguito, menos sensible será el comportamiento de accionamiento/apertura. Cuanto mayor sea la presión preliminar/presión de cierre, más sensible será el comportamiento de accionamiento/apertura. Consulte a nuestro equipo de ventas para más detalles.

Entonces la función ya no está garantizada y deberá cambiarse inmediatamente el manguito defectuoso.

Básicamente puede emplearse cualquier válvula de manguito neumática como válvula de reflujo. Sin embargo, no se recomienda utilizar las válvulas de manguito neumáticas de la serie VMP ya que la estructura de esta serie tiene en cuenta dos juntas tóricas que suponen una fuga potencial mínima adicional.

Al emplear una válvula de manguito AKO como válvula de reflujo se aplican todas las ventajas de una válvulas de manguito. Estas son, especialmente, la circulación libre, la seguridad frente a obturaciones, la sencillez en el mantenimiento, la larga vida útil o el bajo desgaste y, además, el hecho de que la válvula de reflujo AKO no debe reemplazarse tras una actividad única como, por ejemplo, las válvulas de disco de rotura.

Con los presostatos pueden indexarse sobre todo las presiones de servicio que aumenten, así como las presiones de servicio que vuelvan a caer. Por este motivo de forma óptima se ofrecen 2 presostatos. Además, se supervisan los estados de conexión de la válvula de reflujo.

LV = existe aire

LNV = no existe aire

Con el tipo LV no es necesario volver a bombear regularmente de forma manual aire comprimido debido al suministro de aire comprimido constante. Si existe aire de control, es preferible por tanto este tipo.

Mediante el regulador de presión adicional y el suministro de aire permanente en el tipo LV, la presión de cierre de la válvula de manguito se mantiene siempre constante. En el tipo LNV el aire comprimido se almacena en la válvula de manguito, por lo que debe revisarse regularmente o volver a bombearse. Aparte de eso las formas de actuar son idénticas. Diferenciamos entre si hay aire disponible en las instalaciones (LV) o si no hay aire (LNV), de ello depende el dimensionado de la unidad de rebose.

Con el tipo LNV el presostato sigue teniendo una función muy importante porque con este puede señalarse adicionalmente el bombeado posterior.

Tras las ventajas de las válvulas de manguito, la válvula de reflujo puede emplearse también para un gran número de medios. Gracias a sus ventajas, como por ejemplo la circulación libre, es especialmente adecuada para usar suspensiones, líquidos contaminados, medios fibrosos, así como medios muy viscosos. Para conocer la especificación más adecuada de la válvula de manguito y la unidad de rebose, hable con nuestro Departamento de Ventas.

Una válvula de manguito neumática se cierra con una presión de cierre/control predefinida. La presión de cierre/control predefinida de la válvula de manguito depende del estado normal de presión de servicio de su equipo. La presión de cierre/control predefinida de la válvula de manguito se calcula con base a la presión de servicio de +2-2,5 de presión diferencial de la válvula de manguito. Si la presión de servicio aumenta por encima del estado normal, el manguito para la válvula de manguito empieza a abrirse y la sobrepresión no deseada puede salir por la válvula de manguito abriéndose en el bypass. Si la presión de servicio vuelve a caer, la válvula de manguito se cierra automáticamente. Las unidades establecidas permiten leer las presiones y mantienen el aire en la válvula de manguito durante un periodo determinado. En la válvula de reflujo AKO se combina una válvula de manguito neumática cualquiera con una unidad de control de presión (la así llamada unidad de rebose).

La presión de servicio máxima depende del tipo de válvula de manguito. Aquí se aplican los datos de la hoja de datos correspondiente (3,5 a 6 bar).

Sí, las válvulas de reflujo se vuelven a cerrar automáticamente en cuanto ha desaparecido la sobrepresión y se ha vuelto a establecer la presión de servicio normal del equipo.